Archivo para febrero, 2009

Sumidero de motivación 2 – Exámenes

Posted in Uncategorized on febrero 17, 2009 by curroscrimieri

Anteriormente en Bitácora de Osnabrück:

“…la primera semana de Enero está completamente enfocada a los exámenes, y es muy importante que no os la perdáis”. Y, pardillo de mí, me lo tragué.

Eso no fue lo único que, ingenuamente, me tragué en el pasado. Otra cosa que me había creído mucho tiempo antes, cuando aún estaba en España, estaba relacionada con el nivel de dificultad de los estudios germanos. Tras meses visitando blogs, y foros de estudiantes erasmus, llegué a la conclusión de que en Alemania los aprobados llueven del cielo. La realidad ha resultado tener bastantes matices.

Ciertamente en Alemania hay asignaturas “regaladas”. Vas a clase, haces las prácticas, un par de trabajos, y ya tienes un aprobado. Esas asignaturas existen, igual que en España, pero son optativas raras que normalmente se corresponden con estudios de postgrado, y no con las de los diplomas que ofrece la Universidad.

La gente que viene a convalidar créditos de libre elección, o quienes solo vienen a hacer el proyecto pero están obligados a hacer alguna asignatura más, suelen escoger estas asignaturas. El resultado es seis meses de fiesta, dos tardes de estudio, y todo aprobado. En mi caso, al intentar optar a la doble titulación, fue la Universidad la que escogió mis asignaturas, y doy fe de que no quieren regalar su diploma a cambio de dos tardes de estudio.

Con los problemas que tuve a la hora de hacer el Learning Agreement, me encontré con que a mediados de noviembre estaba empezando a asistir por primera vez a algunas clases. Tres profesores me “aconsejaron” que dejase sus asignaturas para el siguiente semestre, ya que al haberme perdido seis semanas de docencia se me iba a hacer muy difícil entender la materia. No me pareció una buena idea decirles que daba igual que estuviese en clase o durmiendo en mi cama, que lo que iba a entender de sus explicaciones en alemán sobre transitorios en circuitos capacitivos era exactamente lo mismo. Así que les di las gracias y me despedí de mis primeras tres asignaturas. Y llegado enero sólo tuve que hacer dos exámenes.

Uno resulto ser una de esas asignaturas regaladas. Trabajo de investigación en un grupo de cuatro, redacción de documento en inglés y presentación con powerpoint. El tema fue bastante novedoso, y el profesor estaba muy interesado, así que lo que debía ser una presentación de 20 minutos se convirtió en casi dos horas de defensa del trabajo. Sin intención de fastidiarnos, sólo de entender todo lo que contábamos, el buen hombre nos hizo sudar. Pero nos dio un 1,7 (que equivale a un notable alto español), así que valió la pena.

El otro examen fue el típico examen de ingeniería: batería de preguntas cortas sobre conceptos y cuatro problemas. Tras años de estudios en España, sentarme delante de un examen y no entender ni una palabra de lo que pone o lo que esperan de mí no fue una experiencia nueva. La diferencia es que aquí se intuía que el examen era bastante fácil, y que lo único que me impedía completarlo con éxito era la barrera idiomática. Al igual que en español para designar al elemento que sirve para limpiar el parador de brisas, decimos limpiaparabrisas, los alemanes tienden a juntar todas las palabras englobadas en el mismo concepto en una única gran palabra. Por ejemplo, la rigidez dieléctrica, es la nada despreciable palabra Durchslagfestigkeit. El gran problema que esto supone es que a la hora de buscar una traducción en el diccionario tienes que trocear la palabra e ir buscando trozo a trozo. Si lees Stoßspannung, deberías buscar primero Stoß: golpe, después Spannung: voltaje, para deducir que Stoßspannung es un golpe de tensión. Cuando haces esto muchas veces en las dos horas que dura el examen es evidente que estás desperdiciando el tiempo. Un suspenso y 95€ gastados en un diccionario técnico alemán-español y en otro diccionario electrotécnico alemán-inglés que no se separarán de mí en futuros exámenes, me han enseñado esa valiosa lección.

El próximo semestre tengo la posibilidad de volver a intentar aprobar esas asignaturas, pero a estas alturas creo que con el proyecto y aprender algo de alemán me volvería a España bastante contento.

Anuncios